viernes, 13 de febrero de 2009

Horas de diván

Pensar demasiado produce angustia; no tener tiempo para harcelo, inquietud. Hoy he vuelto al café.

2 comentarios:

Cesc dijo...

Un pensamiento de cafè... Aroma, sabor, gusto...

Francesc dijo...

Pero pero ... y el té? Té bueno, té rico ...