miércoles, 7 de enero de 2009

Yellow

La vida no es mala ni buena, pero, a veces, resulta difícil...

Quiero dedicar éste, mi primer post del año, a todas aquellas personas que son (o han sido) a nuestras vidas preciosos paréntesis fuera del tiempo.

4 comentarios:

Amador dijo...

Y yo (con tu permiso) hasta brindaría por los paréntesis venideros y futuros. Viva la imperfección!

Chin chin!

òscar dijo...

els parèntesi, com d'altres signes ortogràfics, semblen ser insubstancials fins que ens adonem que, a més de poder ser preciosos, atorguen sentit a moltes coses.

Orbison dijo...

O serán....

Cesc dijo...

Pero a veces los parentesis son absolutamente necesarios. A mi, una vez, me sirvieron para darme cuenta de lo que NO queria. Y hay personas a las que, por ese motivo, les cogí un gran cariño y aprecio...