viernes, 15 de abril de 2011

El gerundio es tóxico.

Escribiendo es gerundio. Una vez empiezas, ya no paras.

Nadie me avisó. Es tóxico.

2 comentarios:

No Comments dijo...

Creo que yo también vivo bajo los efectos de este gerundio. Es venenoso ¿eh?

Un saludo indio

daia dijo...

Me siento sumergida dentro de este blog!!! encuentro las ideas que no tienen sentido en la superficie, buenas reflexiones.