jueves, 27 de enero de 2011

Valiente valiente

Caminar con los pies ligeros y el corazón cargado del plomo, soldadito.

4 comentarios:

òscar dijo...

Ejercer como soldado ya parece suficiente carga, en los tiempos que corren, como para que encima los pies también le pesen.

Karla dijo...

Reparte el peso. Así tan solo será cuestión de ver el vaso medio lleno, y no medio vacío:)

Liou dijo...

Interesante...

erTani dijo...

el plomo es antigua metralla...