lunes, 25 de octubre de 2010

Alguien soñó, alguien lloró

La princesa de tus sueños fue la ramera de otro.

2 comentarios:

No Me Despertéis dijo...

Sólo hasta media noche, cuando volvió a sus brazos.

El hechizo no hace horas extra.

Carlos J. Ventura S. dijo...

mui lindo,besos

http://cajovedosa1966.blogspot.com/

este és mi bloge