sábado, 13 de marzo de 2010

Con perdón y sin permiso

No se pide permiso para algo que se piensa hacer de todas maneras; y en todo caso, se pide perdón... después. No se pide perdón por ser uno mismo; o en todo caso se pide permiso... antes.

Sin tu permiso, con mi perdón.

2 comentarios:

jacobe dijo...

Leí una vez que era mejor pedir perdón que permiso... si lo quieres hacer igualmente ya te disculparás luego (solo si es necesario, claro)

aidanone* dijo...

creo que esta es una de tus mejores entradas!

y tampoco hay que pedir permiso para ser uno mismo...