sábado, 5 de septiembre de 2009

Diáfana

Mi casa no tiene puertas, todo abierto, y mil ventanas para mirar al mundo...

1 comentario:

Cesc dijo...

Que bien. Me gusta mirar a través de las ventanas ajenas...