lunes, 10 de agosto de 2009

Uno, y después otro...

Un mal día... se define por si solo; un día en que el mundo pesa, en que las cosas no salen como estaban previstas, un día en que las fuerzas fallan; en que las alas se queman como las pestañas sobre los ojos. Un día en que nada se ve claro, y lo que se aclara pinta oscuro. Un lunes. Pero lunes hay muchos y ninguno se repite. Esperaré al siguiente, y al siguiente al siguiente... hasta que llegue uno bueno.

2 comentarios:

mariona. dijo...

un mal día..o una mala vida.

(estoy muy jodida.)

Antoniorme dijo...

cuanto mas previsto tengamos un lunes... peor saldrá...