miércoles, 1 de julio de 2009

No TV

No, nunca, se acabó, ya no más; es tarde. Ya no existe; se han mudado, cerrado. Lo perdí, no lo encuentro, me lo han robado. Fallé, equivocado, roto. No queda ya, no lo fabrican, extinto. Agotado, terminado, nada. Prohibido, restringido, exclusivo. Fuera! Calla, no digas, retira. Abandonado, tirado, olvidado. Colgado, caído, suspendido, cortado. Pendiente de pago. De todas las negaciones dichas y oídas en mi vida, la más sencilla es sin duda el simple y breve "adios"; y todavía me sigue costando incluirlo... adios; para siempre es mucho tiempo.

La negación que nos da la libertad y nos roba el corazón.

2 comentarios:

Alex dijo...

o, como dice el poeta:
este Adios no maquilla un hasta luego
este Nunca no esconde un ojalá
estas cenizas no juegan con fuego
este ciego no mira para atrás
...

NuNa dijo...

nos sobran los motivos... ;) (y aún así son pocas las explicaciones)