martes, 7 de julio de 2009

Geometría Inversa

Los deseos crecen en progresión geométrica, a veces de forma directa y otras de manera inversamente proporcional a nuetsra carencia, según la dialéctica y el capricho del que espera y desespera. Pondremos algunos ejemplos:

A más vacía la nevera, más hambre se tiene; a menor cantidad de alimentos, mayor privación. A más ropa en el armario, menor espacio pero mayor deseo de consumo. A menor vestuario, mayor problemática a la hora de cubrirse pero más hueco por llenar. A más dinero, menor interés por él. A menores ingresos, más ganas de enriquecerse. Contra menos tienes, más gastas. Contra más viajas, más ganas tienes de volver acasa. Pero contra menos te mueves, menos ganas de quedarte quieto y más ganas de salir.

Contra más camino más cansado me encuentro; pero contra más me paro, más perezoso me vuelvo. Contra más me esfuerzo, menos consigo. Contra menos consigo, menos tengo. Menos puede ser más. Pero más es mejor que un poco; y un poco, menos que nada.

A más te conozco, más te quiero. A más me gustas, más te deseo... y más me dolerá perderte.

No hay comentarios: