jueves, 4 de junio de 2009

The Shape of Things

Hay un dicho popular... y, popularmente utilizado, que me oirlo me rebienta casi tanto como la famosa frase "No es pot tenit tot! (No se puede tener todo)" y es: "Las cosas son como son".
Pero ¿cómo son las cosas?. Si cada día las vemos de forma diferente.

Sin entrar en materia cuántica (campo, por otro lado, harto apasionante) y dejando de lado la individual y relativa interpretación de cada ser humano, debemos tener en cuenta que las células cardiacas y nerviosas sufren transformaciones cada minuto. Las células del intestino, estómago, piel y mucosas no viven más que tres o cuatro días y las de la córnea del ojo una semana. Las células de la retina, se renuevan cada diez días. Los glóbulos rojos, cada ciento veiticinco días. Las células del hígado, del páncreas, del bazo o pulmones, cada cuatrocientos a quinientos días. Las células óseas, cada cinco años y las musculares, cada siete. A excepción del esmalte de los dientes y de parte de los huesos, nuestro cuerpo está en constante transformacion.

En este sentido, el mundo que nos rodea no es diferente, cambia.

1 comentario:

Baba-Sule dijo...

creo que hay una frase peor...

"cada uno tiene lo que merece"...

creo que es una manera histórica de conformarse con lo que se tiene, pensando que no se tiene más porque no se aspira a más...

pero a veces miras la vida, y piensas que no puede ser, que no tiene cada uno lo que merece...

que la vida no es lo que mereces, sino lo que consigues...

y es una manera triste de que una frase tan tonta pueda hacer tanto daño...

pero al fin y al cabo saber que estas frases no son verdad, alivia.