jueves, 19 de febrero de 2009

Not even one

Sin nuestros pequeños defectos... nuestras grandes virtudes pasarían desapercibidas.

2 comentarios:

òscar dijo...

les potencien. ser perfecte deu ser un veritable defecte.

Cesc dijo...

Superman se volvía miniman ante la kryptonita