jueves, 12 de febrero de 2009

La vida, con opción a compra

Elegir entre dos imprescidibles es sacrificar. No hacerlo, renunciar

1 comentario:

Cesc dijo...

No renuncio a nada...