jueves, 29 de enero de 2009

Porqué las margaritas huelen a tabaco

Todas las relaciones empiezan con una sinceridad conveniente y acaban con una verdad incómoda

2 comentarios:

Cesc dijo...

hay verdades que uno debe llevarse a la tumba, aunque pesen más que la propia làpida

NuNa dijo...

(ufff)